Modo de gran altitud para proyectores

2020.03.16 by 

Información de contexto

Aproximadamente el 56,2 % de la población mundial vive en altitudes inferiores a 200 metros sobre el nivel del mar, mientras que el 35,6 % vive en altitudes de entre 200 y 1000 metros sobre el nivel del mar, y el 8,2 % vive al menos a 1000 metros sobre el nivel del mar. De 1500 a 3500 metros sobre el nivel del mar se considera una gran altitud, y más de 3500 metros sobre el nivel del mar se considera una altitud extrema.

Cómo afectan las grandes altitudes a los proyectores y su funcionamiento

Cuando un proyector no se ha diseñado para tener en cuenta el uso en lugares a gran altitud, tiende a sobrecalentarse y funcionar mal, y presenta daños en los componentes o deformaciones estructurales, todo ello debido a una inadecuada disipación del calor. En términos de configuración y ubicación, el diseño del proyector deberá tener en cuenta siempre todo el espectro de usuarios, incluidos los que viven en lugares considerados de gran altitud (es decir, de 1500 a 3500 metros sobre el nivel del mar). Solo los sistemas que cuentan con modos de gran altitud pueden garantizar un uso continuo y correcto del proyector.

Figura 1: Cuanto mayor es la altitud, menor es la presión del aire.

La disipación del calor en los proyectores es el resultado del flujo de aire producido por el ventilador del sistema, que necesita recorrer los distintos componentes, como la lámpara, el dispositivo de microespejo digital (DMD) o los circuitos, entre otros, para funcionar de manera efectiva. Desde el punto de vista del diseño, las aspas del ventilador son las que fuerzan la circulación de aire dentro del proyector y, por lo tanto, expulsan el aire caliente. En un lugar a gran altitud, como la densidad del aire es baja, la velocidad normal del ventilador no producirá el caudal de aire necesario para que un proyector funcione correctamente y, como resultado, es necesario aumentar la velocidad del ventilador.

Además de permitir que los usuarios puedan ajustar manualmente la configuración correspondiente, los proyectores BenQ también cuentan con sensores que detectan la presión atmosférica del entorno para predecir el nivel de altitud, y activan automáticamente el modo de gran altitud para aumentar la velocidad del ventilador con el fin de proteger el proyector y garantizar un funcionamiento adecuado.

Figura 2: Proyector BenQ equipado con un sensor de presión de aire integrado que alerta automáticamente a los usuarios y activa el modo de gran altitud.

Resumen

En resumen, si quiere usar un proyector en un lugar a gran altitud, le recomendamos que, antes de hacer su compra, compruebe si cuenta con un modo de gran altitud para poder funcionar en entornos con baja densidad y presión de aire. Un proyector que tiene la capacidad de detectar automáticamente las condiciones del entorno y hacer los ajustes correspondientes ayuda a reducir el número de errores producidos por el operador durante su uso.

¿Necesita Ayuda?

Estamos aquí para Usted. Cada vez que nos necesite.

Contáctenos

¿Tiene preguntas o sugerencias para nosotros? Nos encantaría escucharlas.

Contáctenos

Vea Nuestras Preguntas Frecuentes

Encontrará las respuestas a las preguntas más comunes aquí.

Ir a Preguntas Frecuentes

Descargas

Encuentre nuestras aplicaciones más recientes, folletos, manuales, software y más.

Ir a las Descargas